Random notes about life

Despertar en una cama primeriza para nosotros con un clamato y ganas de trabajar, me parece muy inusual para despertar un sábado por la mañana… Lo cual, supongo que está bien.

Sin embargo me asalta la siguiente reflexión:

Si el tiempo es un invento de la mente humana, porque domina el invento sobre el inventor, o si no lo domina como lo afecta.

Es la consciencia del transcurso del tiempo lo que ha inspirado las más grandes hazañas osadas y en algunas ocasiones genocidas.

El fenómeno del liderazgo demuestra que la capacidad constructiva de la mente es la misma que lo destruye y controla.

Las posiciones de poder no se ocupan por un tema de equidad y democracia, sino más bien, por un vago consentimiento de control. Una campana que suenan para detener la pelea de box.

¿Qué harías si te garantizo que no tendría una sola consecuencia?

¿Qué hace el ser humano cuando tiene absoluta privacidad?

El intento de control proviene de un instinto de protección. El ser humano se sabe capaz de destruirse a si mismo.

…en fín. Las cosas son demasiado complejas y demasiado simples al mismo tiempo, es sólo una cuestión de gusto por una u otra cosa y honestamente creo que todos tienen derecho a…

END OF CHAPTER 5

Since I’m not in love I have no feeling for writing poems.

Rat, el instante no deseado

¿Porqué escribir algo que no tiene sentido? porqué el sentido es algo tan efímero y personal que sería arrogante imprimirlo de antemano en mis cuentos. – Pensó Rat. Pero, no es inmoral lanzar simplemente acusaciones y perjurios sobre cosas para luego encontrar… – ¿Puedo sentarme? dijo un hombre mayor, de unos 60 años, una gabardina mojada por la tormenta que caía, un gesto de preocupación y al mismo tiempo de providencia. Un poco confundido Rat acepta con la cabeza y mira fijamente a su nuevo acompañante. ¿En que puedo ayudarle amigo? – Pregunta Rat, con calma y curiosidad. – Necesito pedirle un favor, se trata de mi hija Lena. Explica el hombre atropellándose y ligeramente perdiendo la calma.

En ese instante, un grupo de hombres armados hasta los dientes irrumpen en el café de Lulú y abren fuego contra todas las personas que se encontraban en el café. Entre los gritos y el terror, la gente intenta escapar mientras son batidos con absoluta y contagiosa crueldad. Nadie queda en pie, los hombres armados, cubiertos con espesos abrigos negros salen lentamente del café.

La pared

Que gano pues explicando a la gente porqué vivo la vida como lo hago, si es claro que mis razonamientos son tan válidos como los de las personas con las que convivo, aunque yo prefiero las cosas que saben rico, la gente que hace reír, y poder caminar libre  por las calles, hay personas que piensan distinto.

Que les gusta el dolor, el miedo, la ira y otras cosas, no les gusta el ejercicio ni las drogas, ni el sexo etc. La cuestión es que el que está errado en intentar entender soy yo, la realidad es que ellos tienen sus motivos y como dice alguna canción… si no gusto, no pasa nada, sólo no joder!

Eso que hacen las personas que desde mi perspectiva puede parecer un ratón persiguiéndose la cola, es en realidad el camino más corto de cada individuo para llegar a sus sueños, y seguramente, sino es que muy pero muy probablemente ellos me vean de la misma forma a mi.

Así que lo que debo aprender a hacer es a callar y sonreír, negociar y buscar la manera de convivir con las personas sin necesidad de entenderlas, juzgarlas y quien sabe, seguramente hay algo asombros dentro de un pensamiento tan distinto y único, tan válido y tan rico. O de plano sólo es un ente amargado al que es mejor mirar desde la ventana de un avión.

Un momento sin explicación

Este martes lleno de trabajo y dolor estomacal, un día nublado en la ciudad de México y un extraño antojo de algo que no puedo describir.

Por el momento sólo queda hacer la siguiente comparación sin sentido alguno:

Shelter – The XX

I find shelter, in this way
Under cover, hide away
Can you hear, when I say?
I have never felt this way

Maybe I had said, something that was wrong
Can I make it better, with the lights turned on
Maybe I had said, something that was wrong
Can I make it better, with the lights turned on

Could I be, was I there?
It felt so crystal in the air
I still want to drown, whenever you leave
Please teach me gently, how to breathe

And I’ll cross oceans, like never before
So you can feel the way I feel it too
And I’ll mirror images back at you
So you can see the way I feel it too

Maybe I had said, something that was wrong
Can I make it better, with the lights turned on
Maybe I had said, something that was wrong
Can I make it better, with the lights turned on

Maybe I had said, something that was wrong
Can I make it better, with the lights turned on

Islands – The XX

I don’t have to leave anymore
What I have is right here
Spend my nights and days before
Searching the world for what’s right here

Underneath and unexplored
Islands and cities I have looked
Here I saw
Something I couldn’t over look

I am yours now
So now I don’t ever have to leave
I’ve been found out
So now I’ll never explore

See what I’ve done
That bridge is on fire
Going back to where I’ve been
I’m froze by desire
No need to leave

Where would I be
IF this were to go under
It’s a risk I’d take
I’m froze by desire
As if a choice I’d make

I am yours now
So now I don’t ever have to leave
I’ve been found out
So now I’ll never explore

Como es posible que alguien en South West London, pueda impresionar tanto a un grupo de personas que viven en otro país, hablan otro idioma y además parecer que están hablando de lo mismo.

Lo mejor de la música y la poesía es que parecen guardar un contrato secreto con las cosas esenciales que viven en los seres humanos, generan una empatía armónica al ritmo de la música que hace la diferencia entre un artista y un mercenario de la industria cultural.

Feliz martes de mezcales!

Foto tomada de una pared en la esquina entre Viaducto y Xola. (4:00 am)

Blog de eddie: 2 años

Hace un par de años me encontraba en mi oficina, en ese entonces en las instalaciones de Grupo Expansión, cuando no habían eliminado aún la palabra «editorial» y por alguna extraña razón decidí, algo que venía pensando de hace tiempo, hacer un blog.

Realmente comencé escribiendo casi a la fuerza, no sabía la estructura, el mensaje o que decir, no sabía si debía abordar un tema, o simplemente dejar que fluyera, desde el diseño hasta los comentarios, se han venido transformando para dar como resultado esto: El blog de Eddie.

Que ironía hablar de mi blog en mi propio blog, pero si algo he aprendido con el tiempo, es que cuanto más escribo sobre lo que pienso, más me gusta hacerlo, y la respuesta de la gente que me lee, también. Por lo que al final este blog es más bien una libreta de notas y caprichos que me gusta alimentar cada que tengo tiempo, pero que también me alimenta cuando vuelvo aquí y leo lo que he escrito.

Y a toda la gente que se ha paseado por aquí, gracias por leerme, gracias por sus comentarios, on y offline significa mucho para mí y en verdad, los invito a que hagan el suyo. Los blogs son una herramienta más poderosa de lo que imaginamos y que tienen más fuerza de la que crees.

La única manera de comunicación es la expresión.

Swinging thoughts

Oh life…
Why I’m so afraid of you? (Jenkins, 1879).

Con los niños en la casa de los vecinos, parece que los fines de semana vienen a ver a los abuelitos, no me imagino si allá abajo es un momento incomodo o es un momento feliz, pero que importa! eso si lo puedo saber.

el arte de entender que no pasa nada no radica sólo en evadir la responsabilidad de hacer la pregunta, que además conduce generalmente al sentimiento de vacío.

Hay que afrontar que todo es solamente nuestra forma de ver el todo, mientras más compaginemos, no necesariamente entendamos, con las personas, mayor es nuestro espectro de experiencia del todo, que paradógicamente, es más que todo.

Así que no juzgar y pelear, son formas de convivir, aunque existan y se hable de eso, el valor del perdón y ser perdonado, nos hace imperfectos. Pero eso esta fuera de toda moral.

No todo es ganar. Ganar es tan relativo como el gusto de cada quien.

No se puede tener compasión y ganar., también tiene sentido, otro pero lo tiene.

Cuidar los lugares y la gente que te representan sensaciones de crecimiento, de amor y talento. En donde la vida se disfrute por el simple escenario que es.

Es nuestra propia película, videojuego, diario de noticias, fotógrafo particular, todo lo hacemos simplemente existiendo, jugando a vivir. Sólo que tu pones las reglas, los puntos, los premios, y los malos y los buenos la escenografía y hasta personificamos una personalidad, sólo que todo es real. La gente hace cosas por la reacción que puede causar en los demás porque existe, y esa influencia puede ser muy positiva, pero para transmitir algo es importante creer.

Porque cuando no entendía la gente que creía en lo que decía, era dueña de mi confianza en ese concepto, y eso esta bien. Siempre y cuando la gente no se aproveche de la gente, es decir, que intercambie su poder de negociación con las personas es sano, las coloca en el plano que les corresponde, … No lo sé tal vez nadie se aprovecha de nadie, más bien cada quien entiende lo que puede ir entendiendo, sólo son etapas.

Estamos avanzando a la velocidad perfecta aunque a nosotros en particular no nos lo parezca, pero parece que todo esta siendo como debe ser. Eso es una revolución de consciencia.

Si necesitas algo sólo pídelo. y lo tendrás.

El valor de lo superficial

Estoy profundamente decepcionado y triste, me parece innecesario comentar lo siguiente y sin embargo prefiero hacerlo para evitarme esta discusión cuando alguien mire en mi mirada la apatía por hablar del tema. Si bien amo las discusiones y la profundidad en las cosas estoy harto de la gente que considera el acto de pensar algo irrelevante.

Así que con el fin primero de desahogarme y el segundo de remitir a esta URL a todo aquel que ose a preguntarme que opino, bueno quiero comentar a manera de opinión personal y pretendiendo no ejercer nada sobre nadie esto es lo que tengo que decir:

La comunicación que existe es superficial, contextual y nada importa más que la forma, por lo tanto el pensamiento crítico y racional está en segundo término por debajo de la forma, la retórica, y la estructura lingüística. Pero no sólo eso, sino que, por ende, no hay incentivos para que la gente piense, en realidad se puede llegar a considerar una perdida de tiempo.

Lo lamentable de lo anterior son toda la sarta de consecuencias que se desencadenan de dicha comunicación, se generan mensajes diferentes a los que el emisor deseaba emitir, o por lo menos, las palabras, las letras que forman una palabra y que delimitan un significado, tienen menos valor que el contexto y el tono con que esa palabra sea escrita o dicha.

Lo que a mi no me gusta, me desespera, me desalienta y me orilla a la resignación de la estupidez humana, es que al perderse todo significado o aceptar su degradación, se permite cualquier cosa, se permite vivir de ilusiones, se permite llevar una vida completamente virtualizada con la idea de un algo que llegará o que ya llegó, y que en realidad no existe.

De esa forma la industria cultural arroja al escenario global un tabique rosa y le explica por medio de elementos retóricos y aprovechando la constitución de la psicología humana, le explica porque dicho producto debe regir el bienestar de toda una generación. Y así, todos se abalanzan a querer tenerlo.

Puesto que no hay incentivos para ofrecer lo mejor, sino lo más efectivo, y desafortunadamente la eficacia en un mundo capitalista se mide en dinero, la calidad y el verdadero potencial humano se verá limitado a generar lo que mejor funcione, cubriendo una necesidad hueca y temporal que sólo permite continuar con la circulación de bienes, de dinero, de pagos, de deudas y de crecimiento económico.

Y sé bien que hay personas tan obtusas que esto lo entienden como una maravilla, pues no creen que los seres humanos sientan conflictos al vislumbrar que sus existencias forman sólo parte del flujo y mientras menos se cuestionan más profunda e incisiva se vuelve la pregunta. Porque todos se tienen que mirar en el espejo en algún momento y enfrentarse al hecho de que están construyendo consciente o inconscientemente un castillo de hielo junto al fuego, y que la mejor manera de seguir adelante es no mirar con mucha profundidad.

Entonces llegan a una edad, en la que han perdido el brío, la fuerza y la esperanza y el autoengaño ya no es suficiente así que se juntan en familias y se autoengañan en equipo, y así los padres les transmiten los mismos valores funcionales y huecos a sus hijos, estos a su vez los interpretan aún peor y conjunción con la influencia cancerígena de los recintos escolares, acaban degenerando un poco más la convivencia y la comunicación de los seres humanos.

Al grado que mujeres y hombres se lanzan a la carrera de embellecerse, como quien aprende palabras elegantes para recitar con elegancia y elocuencia un poema, cómo el presidente que en su discurso trata de hermanar a indígenas y a empresarios, así mujeres rellenan con plástico sus senos y sus labios y mueren día a día por lucir lo más parecido a ese discurso que es una completa pendejada, pero que es el que todos están acostumbrados a escuchar.

Ese mensaje falso, armado, que en su conjunto da a entender una idea de falsedad absoluta, falta de dignidad, falta de respeto personal, completa devaluación del concepto interno, énfasis en la importancia de lo sexual por encima de lo intelectual. Pero en vez de ser reprochado sinceramente por todas las incongruencias y callejones sin salida a lo que eso conduce, lo aplaudimos, claro está, de forma silenciosa, lo juzgamos por encima y decimos que está mal, pero la realidad es que esas decisiones le han valido a dicha persona/discurso tener la atención, que antes no tenía. Se refuerza la actitud con el premio del reconocimiento.

Y así cada uno de los vicios más reprochados socialmente siguen siendo lo más anhelado y el misterioso, y en ocasiones culposo deseo de todos. En silencio la gente se despedaza mientras se sonríe por conquistar la cima en donde tiene la posibilidad de devorarse a todos.

Desde su esquina de prejuicios nos refugiamos todos y lanzamos piedras a los demás y juzgamos todos los mensajes a consciencia, porque las cosas no significan lo que dicen, y no dicen lo que significan, pero no sólo eso, sino que el código más aceptado para persuadir no tiene nada que ver con lo más cercano a la razón humana. Por más que a los humanos nos encanta jactarnos de ser seres pensantes lo que nos rige es solamente la inercia de la animalidad de los hombres que los impulsa siempre por la vía del menor esfuerzo y la colectividad. Todos somos iguales y todos somos así en mayor y en menor medida.

Confieso ser un retardado que pensaba que pensar y ofrecer una explicación sobre las cosas que opino y que pienso, me iban a conducir a tener relaciones más sinceras con la personas, estaba convencido que si le ofrecías razones suficientes a una persona podría entender lo que piensas y respetar tu punto de vista, pero en mi experiencia eso sólo desata que la gente se refugie en argumentos, si pueden ser llamados así, como:

«Es que eso es así»
«No, porque no»
«Es un principio del orden natural»

Y contra sus miedos y sus propios infiernos, yo no puedo hacer nada. Ojalá todos gozarán de entender, reflexionar y hacer sus propios caminos, tomar las riendas de su vida y escribir su propia historia, aunque esta no sea glamorosa.

Han de preferir pues, un momento de gloria en los términos que la sociedad a definido esa palabra y además sin saber que están viviendo el momento más gloriosa de sus fofas vidas. Teniendo toda una gama de explicaciones pseudoelaboradas sobre porque no alcanzaron nada de lo que soñaron.

Sé que cuento con amigos y que no todo está perdido, pero acepto que mi choque con la sociedad y con las personas que no gustan de pensar, viene precisamente de esa actividad, en la que yo he decidido centrar mi vida. Tal vez para mi es eso lo que más me preocupa, pero más preocupante sería caer en el juego de esa retórica y permitir que destruya mi espíritu el 90% de los seres humanos.

Mi consuelo es que conozco pocas personas teniendo en cuenta que somos miles de millones de seres humanos, y confieso que he encontrado personas dignas de hacer que me trague toda estas palabras de ira y bien valdría la pena recobrar la confianza. Además mi arrogancia alcanza su nivel máximo al sentirme mal por estas personas que no piensan, porque eso si no lo pienso poner en duda, ¡No piensan! No hay análisis, no hay planeación, no hay evaluación de posibilidades, son como moscas golpeando la ventana una y otra vez como si al cuarto impacto frontal con la cara la ventana fuera a desaparecer. Pero insisto, tal vez si quiera han notado que esto está pasando, ¿Porqué habrían de sentirse mal?

Lo único que tengo que aprender es a respirar profundo, si bien en general cada que tengo que escucharlos, especialmente cuando esbozan las siguientes preguntas:

¿Es que porqué me está pasando esto?
¿Porqué siempre me pasa esto a mi?
Es que no entiendo, si según yo lo hice todo bien

La última no es pregunta sólo un reflejo del tipo de afirmaciones que la gente goza de elaborar. Y mientras me había esforzado por tratar de agregar un valor a la respuesta de dicha pregunta, me he dado cuenta que la gente no espera una respuesta, pues piensa que no la hay, y en el peor de los casos acepta saber la respuesta y sigue preguntando. Yo no entiendo porque.

En fin esta pequeña catarsis me ha servido para ponerme a mi mismo en perspectiva, y entender que la comunicación racional no tiene valor si los mensajes no logran comprenderse. Una palabra honesta, responsable, razonada y atinada, no sirve de nada si el receptor no la entiende, y además la interpreta como un desplante arrogante de superioridad y una ofensa a su inteligencia, y aunque mi respuesta sería: Si no quieres llenarte la cara de mierda, no la metas en el culo de alguien, la respuesta esperada se acerca más a: «Ay ya seee, tu tranquilo =)»

El valor de ser superficial, está en poder hablar con el 90% de los seres humanos en el mundo.

Simple capricho personal

He decidido compartir un poco menos, pero compartir cosas que me gusten más y que ameriten regalarse un momento para ponerlo en el blog.

Sin afán particular, simplemente porqué es lo que deseo hacer.

Me he cuestionado últimamente y si he dejado de escribir para mi y para entenderme mejor, como siempre había hecho y me perdí en los elogios, en los halagos y en la superficialidad de escribir por otro afán que no sea la satisfacción personal.

Recupero pues mis palabras, mi tiempo y mis días. Ya me extrañaba.

Seré más saludable!

Hoy después de casi dos años de tener un blog, … jaja igual no fue hoy, pero hoy me enteré que alguuien en el mundo desea que me muera de cancer. Además por el modismo que uso puedo imaginar de que región del mundo es.

Me desea que muera de cancer, ¿Qué le pasa? y ¿Porqué se mete con mi salud?

Las palabras no son sólo palabras, siempre las ubica en el mundo una intencionalidad, o tal vez este mal, sólo quiero decir que, por el hecho de sentir frsutración no tenemos derecho a desearles mal a otras personas, incluso si estas personas te han ofendido, ¿Su intención era realmente ofenderte?

No somos el centro del universo si es que decidimos pensar nos quieren atacaenmnb,,,

Hay que hacer menor cosas pero hacerlas bien
Hay que hablar mucho menos
Escuchar más

Y confiar en la vida.

Deja de alimentar a tu ego y aliméntate a ti.

Do not read this

Es en ocasiones el innecesario exceso de lucidez el que no permite concentrarse tanto como en ocasiones no permite relajarse y lo más importante: Dejar de pensar.

Sin que bien esta breve aportación tenga un contenido puro o propio, por llamarlo de cierta forma, imagínenlo a forma de red elástica que busca contener de manera vaga y sin cuidado para sacar de mi toda esta palabrería sin sentido que de no vertir aquí me vería obligado a decir, pero no sólo eso, sino que probablemente alguien sufriría dicha intervención y su mirada se perdería en el horizonte, haciendo un esfuerzo por escuchar otra cosa si es que mi alto tono de voz y mis ademanes se lo permiten.

(Fondo musical: One – Swedish House Mafia) Dado todo lo anterior, por fin he encontrado un título para darle salida coherente a esta entrada de blog:

4 maneras sencillas de apagar el cerebro


Música estridente. La música a volúmenes altos, y con la suficiente velocidad, provoca un efecto similar a la caída libre, y mientras uno se arrulla de manera violenta como caer en un suave remolino, que favorece a sentir, no permite la plena concentración… pero no importa! se siente bien.

Sustancias. El alimento, el agua, las frutas, los jugos, el café, el picante, el chocolate, el té, la marihuana y prácticamente cualquier sustancia que ingieras tiene un efecto en tu cuerpo, dependiendo la dosis y las condiciones en las que te encuentres, favorecerán a darle a tu cuerpo un flujo de vitaminas, acidos, tal vez tóxicos pero que definitivamente activarán cosas dentro de tu cuerpo y te arrastrarán a experimentar sensaciones distintas, de nuevo, pensar menos.

Descanso. Nada como dormir más de 10 horas, reposar en la cama comiendo helado, beber unas cervezas y comer pizza mientras dejas que tu cuerpo repose con suavidad en una superficie suave. Gracias al descanso de nuevo nos dan ganas de hacer cosas, y generalmente todo se ve mejor desde la cama.

Ejercicio. Correr, nadar, bucear, boxear, pelear, caminar, tener muchísimo sexo, y en general, la actividad física permite a las personas liberar otro tipo de sustancias y le da una nueva perspectiva a todo, además de ser excelente para el cuerpo en general, la mente agradece el ejercicio.



2 maneras no tan sencillas de relajar la mente

Leer. Si bien leer, no apaga el cerebro, leer un libro lo suficientemente demandante, por su prosa, por su estética o por su contenido, permiten encarrilar todos los sentidos a la adquisición de dicho mensaje y no permite seguir pensando toda la cantidad de estupideces que te agobiaban por su mala organización y voracidad de atropellarse unas a otras.

Meditar. En mi experiencia, es una experiencia cósmica, lo más alucinante y profundo que he hecho, sin embargo no es sencillo, requiere disciplina, constancia, un alma pura y un cuerpo inmaculado. Elementos, que a decisión personal, no poseo. (Fondo musical: Ojala que llueva café – Café Tacvba)