A brief text for Tania

Por desgracia mis labores profesionales me detuvieron de continuar la discusión sobre la inmortalidad del alma y el poder creador de la mente.

Sin embargo hay algunos puntos que podemos adelantar si lees esto la próxima vez previo a que hablemos, Tania. (por cierto, me gustó Bat of Lashes, Two Suns Full Album)


¿Que es dios?

Dios es la fuerza divina del ser humano. Dios es la idea que tiene el ser humano de infinito, omnipresencia y omnisciencia, es lo que todo lo conoce, todo lo puede, todo lo posee, todo lo abarca, todo lo crea y todo lo es.

Dependiendo de la religión puede ser un factor externo, o interno del sur humano, puede tener características humanas, infrahumanas o sobrehumanas. Pero en términos laicos, dios es la fuente de todas las cosas y en si mismo, es todas las cosas.

Lo que significa que todos los seres humanos tenemos una idea de dios, en estos términos, obviamente se ciñe y se sostiene con base en nuestra educación y creencias previas, así como experiencias, deseos y sueños.


Sobre la inmortalidad del alma

En caso de que efectivamente el alma fuera inmortal, validaría el hecho que:
Las mismas almas nacen una y otra vez. Viven varias vidas y tienen la posibilidad de decidir en que circunstancias encarnar.
La vida material, es decir la materialización del alma en un cuerpo humano, proviene del deseo individual que poseemos como almas en una posibilidad de separación del todo, o del alma universal. Generalmente estas vidas materiales tienen como objeto pulir los atributos espirituales de nuestra individualidad siendo el fin último de toda alma integrarse de forma plena con el alma universal.
En algunas culturas se entiende esta separación como deudas kármicas.
Este “pulir” los atributos espirituales, puede ser entendido como aprender a poner en servicio de la comunidad nuestro propio ser. Superar el egoísmo y la materialidad de nuestras vidas, pero a través de vivírlas plenamente, a través de cobrar consciencia de nuestra espiritualidad, por medio de la experiencia de la vida, hasta sentir el deseo genuino de integrarnos con el universo.

El poder creador de la mente

Suponiendo que todo lo anterior es cierto (que confieso, ya es mucho decir) entonces podemos pensar la idea de dios como si dios fuéramos nosotros mismos.
Lo que significa que todas las atribuciones divinas y posibilidades se encuentran dentro de nosotros mismos. Y si nosotros somos una alma inmortal que decidió encarnar en el cuerpo que tenemos actualmente es para que a través de la experiencia de vida podamos experimentar una serie de sentimientos, pensamientos y emociones que nos provoquen reflexiones y acciones que se reflejen principalmente en nuestro entorno y en las personas con las que interactuámos en esta vida material.
Por lo tanto como dios de nosotros mismos, somos responsables de todo lo que hacemos, provocamos y sentimos. Es nuestra responsabilidad y nuestro karma todo aquello que emprendamos o dejemos de emprender. Entonces la capacidad de vivir muchas vidas es simplemente la incapacidad de hacer las cosas de manera adecuada, en términos del alma universal, por lo que tenemos que volver y volver para seguir aprendiendo.
“El concepto de dios sólo es coherente si dios en uno mismo”


Ideas para iniciar la conversación

Descartar del todo las capacidades extrasensoriales de los seres humanos, censura una gran parte de hechos que nos rodean todos los días. La misma creencia en el dinero es una especie de acuerdo colectivo del cual todos aceptamos sin siquiera cuestionar en profundidad.
La responsabilidad del hombre como su propio dios, no es una discusión nueva, ni en los seres humanos, ni en la filosofía; sin embargo asumir dicha postura permite empezar a crear y modificar nuestros caminos a través de nuestros pensamientos. Este proceso simplemente se lleva a cabo aunque el ser humano no sea consciente de su propia injerencia en su vida diaria.
Lejos de ser un pensamiento, consolador, “esperanzador” o alienante, es una idea que obliga al ser humano a responsabilizarse por su propia realidad y le obliga, al menos moralmente, a no depender de excusas externas sobre su desarrollo personal.
La teoría de la inmortalidad del alma, el tiempo circular, y las múltiples reencarnaciones dan explicación puntual a los fenómenos sociales, de desigualdad y de generación de riqueza, que con los años han despertado cada vez más seres humanos misericordiosos y conscientes sobre lo que significa: “el otro”, al mismo tiempo que ha exacerbado la maldad y la acumulación material por medio de la conservación del poder.
Las cadenas del capitalismo son invisibles, son ideas colectivas que nos atrapan dentro de una burbuja que propiamente no existe, pero de la que pocos pueden salir.
Piénsalo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s