Sábado Domingo

Hola a todos,
Hoy es Sábado 28 de diciembre de 2013, ultimo fin de semana del año 2013. Estoy en Dubai, Emiratos Árabes Unidos, estoy a punto de cumplir un mes viviendo por acá y este es mi balance al día de hoy:

1. Mitos sobre Dubai

Efectivamente es un país árabe, y las costumbres son ligeramente distintas a las costumbres que conocemos en el mundo occidental, sin embargo Dubai, es una ciudad bastante occidentalizada, la gran mayoría de sus residentes somos extranjeros.

La estratificación social es muy notable, las personas caucásicas, seguidos por los árabes, ocupan los puestos directivos y reciben compensaciones altísimas, la calidad de vida para estos sectores de la población es paradisíaca, en términos materiales gozan de plena comodidad, aunque en términos culturales inevitablemente tienen que volar a otras latitudes.

Por debajo de este Dubai de las fotografías, del que la prensa controlada por las autoridades oficiales esta orgullosos de pregonar, se encuentra la otra cara de los “expats”. Se les conoce como los “drones” y son originarios principalmente de Asia; Sri Lanka, Bangladesh, Filipinas, India, China, Pakistán y una gran variedad de otros orígenes. Llenan las lineas del metro de lado a lado y viven en guetos sucios y llenos de gatos callejeros. Aun así se les mira contentos, son generalmente amables y curiosos, les gusta conversar y su olor es impresionantemente intenso.

Ellos no se gustan entre ellos, se agrupan según nacionalidad y posteriormente según su religión, dejan las puertas abiertas de sus casas cuando van a rezar.

2. El clima en invierno

Tuve la sensación de haber empacado demasiados abrigos en vano, sin embargo ya he tenido la oportunidad de usarlos todos. El clima de diciembre en el desierto es en realidad un septiembre cualquiera en la Ciudad de México, por la noche hace viento pero no me atrevería a decir que hace frío, además, prácticamente todos los lugares tienen aire acondicionado lo cual proyecta la sensación de que siempre se está bajo un clima artificial.

3. La similitud de culturas

Aunque estoy a miles de kilómetros del lugar donde nací, aunque existe una distancia impresionante en términos culturales y territoriales, existe una extraña similitud en todo lo que me rodea en esta lejanía. Los edificios elegantes se parecen a los edificios de los casinos en Las Vegas, los guetos de Deira se parecen a los barrios puertoriquenos de New York, y las tiendas de conveniencia, a las recauderías de la colonia Roma en el D. F.

Como en la mayoría de las grandes ciudades, siempre y por todos lados están construyendo, reparando o destruyendo algo. Todo es arena y de un momento a otro te encuentras en la inmensidad del silencioso desierto, como la carretera de Mexicali a Calexico, en la frontera entre México y Estados Unidos.

4. La gente se ve feliz

Puede ser el clima soleado y que toda la Ciudad tiene la costa de su lado izquierdo; puede ser que hay mujeres tan diversas en sus formas y en sus costumbres que es imposible no suspirar más de una vez cuando se cruza por la calle; puede ser que para algunos, los salarios en Dubai son inmensamente superiores a los que recibían en sus países de origen (Aunque desde un punto de vista general, siguen siendo sueldos miserables) o simplemente que llevo muy poco a tiempo acá, pero en general la gente está feliz.

Ya veremos como es todo conforme pase el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s