A mis amados lectores:

Amig@s, Lector@s, herman@s y demás curios@s:

Esta tarde hace un chingo de frío.
Debo confesar que me encuentro cansado y estresado porque particularmente en mi trabajo las cosas no salen como deberían. Seguro a alguien le ha pasado algo similar, por si nunca lo han vivido, la sensación es angustiante, estresante y desmotivante.

Lo bueno es que soy una persona inteligente y fuerte que entiende que la vida no se acaba hoy y que si me pagan un sueldo, es precisamente para que no me desmorone y lo resuelva, así que eso es lo que haré.

Por otro lado, aprovecho este momento para compartir con ustedes algunos apuntes que he podido hacer sobre la vida en estos días recientes.

La vida no tiene sentido.

Así es, la vida no tiene sentido. Y eso es más positivo que negativo, dado que esa idea ficticia sobre mundos que deben ser de cierta forma, en realidad sólo son una reproducción distinta de las historías fantásticas y los cuentos de hadas.

La ventaja de que la vida no tenga sentido, es precisamente que nosotros podemos darle el sentido que deseemos. Además, no tiene que ser sólo uno, no tiene que ser eterno ni perfecto. El sentido de mi vida hoy puede ser solamente morir de amor. Ya mañana seguro encontraré algo mejor.

Ha mejorado infinitamente mi memoria.

A diferencia de lo que yo pudiera pensar, dado mi estilo de vida y el excesivo consumo de sustancias pensaría que mi mente se ha secado, incluso borrado ciertas partes de manera irreversible, pero afortunadamente esto no es así.

Confieso que tengo problemas para recordar, o tenía, en donde dejo las cosas, o porque iba a la cocina o lo que sea, cosas así, cosas de atención. Sin embargo dado dicha situación me obligué, creo yo, incoscientemente a poner mayor atención incluso repetir en voz alta la ubicación de las llaves, o de cualquier cosa.

Sorprendentemente y como un extraño efecto secundario colateral, ahora puedo retener mayor información e incluso recuerdo en donde las personas han olvidado sus cosas, si eso no es suficiente hoy me he sorprendido a mi mismo recordando un teléfono sólo con mirarlo un vez.

Temo a la belleza

Después de un fatídico año en términos amorosos que, espero haya culminado con este día de San Valentín, me doy cuenta que me he vuelto desconfiado y mezquino, no en general, sólo con las mujeres que me atraen. Que de la super verga.

Pero bueno, si algo me queda claro cada día que pasa, e incluso cada conglomerado de segundos que me aturden con la inmesidad de su paso por el presente, que debo tener paciencia.

Respirar profundo y permitir que las cosas sigan su curso e intervenir cuando el curso natural de las cosas me lo pidan. Si, es profundamente subjetivo, como diría Kant eso es vida personal.

Gracias


Creo que abuso de dar las gracias, pero al mismo tiempo creo que la gente no es lo suficientemente agradecida y por esa razón no recibe más de lo que tiene, así que prefiero pecar de agradecido que de malagradecido o de desagradecido, que creo que es mucho peor.

Gracias por leerme, pero no sólo por eso. Gracias por leer en general, la gente que lee potencialmente puede tener una mayor visión que la gente que no lo hace. Gracias por no tirar basura, por tratar bien a sus parejas, por ser buenos y honestos con sus padres. Gracias por exigir, por luchar, por creer, por tener esperanza. Gracias por ayudar cuando puedas, por dar un extra, gracias por darle la mano de manera desinteresada a la gente.

Les juro que cuando tenga la oportunidad de darles algo, lo hare con mucho gusto.

Gracias a la gente que da, porque en el acto de dar hay una extraña multiplicación que empieza por la actitud de querer dar más.

Un grito reprimido


Tengo muchas ganas de decir cosas, de hacer cosas, de pintarlas con mis manos, de tomar todas mis ideas y fundirlas en un proyecto audiovisual que transmita senitmientos, ideas y… no sé, ¿Qué les gustaría que transmitiera?

Pero aquí estoy, atrapado en mis limitaciones del presente, en mis eternos miedos a dejarlo todo y salir en busca de algo que sepa distinto, no sé si estoy recaudando el valor necesario, o me estoy hundiendo más en el miedo ¿Alguna sugerencia?

Amig@ Lector(@) me siento perdido. Necesito un trago, o tal vez varios, ni siquiera ser por donde empezar a desahogarme, siento un nudo en alguna parte entre la mente y el corazón. Prometo contaros que pasa cuando la situación mejore/ empeore.

Lo mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s