Desesperanza

No espero que me esperes,
pero quiero esperarte,
tengo la esperanza de calmarme al esperar,
pero espera,
no pienses que no espero que me esperes en verdad,
claro que quiero que me esperes,
y es más, que me esperes encontrar,
pero es desesperante esperar por algo,
cuando en la espera parece desaparecer la esperanza.

Y no es para tanto, esperar no está tan mal,
esperando se encuentran todos,
espero no tener que esperar tanto,
pero espero poder esperar un poco más,
en realidad no hay salida de la espera,
sólo esperamos esperar.

En la sala de espera,
se encuentran y se pierden los que esperan,
sus miradas se van lejos,
y sólo resta esperar,
esperame, sólo un poco más.
¿O soy yo quien debe esperar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s