En espera

con un suave sabor a oregano espero,
que vengas pronto,
o sólo que vengas,
en el techo se escriben los segundos,
no se si tardas,
esta retrasado el tiempo tal vez,
o es tal vez la espera razonable.

Se siente frio,
y las bromas no las entiendo,
aunque ellos actùan bien,
no hay forma que deje de percatarme,
que sigo aqui esperando.

Podría prender un cigarro,
seguir mirando el televisor,
hojear una revista,
dibujar tu silueta con mi mente en la pared,
o simplemente no hacer nada,
esperaré.

Puede ser en un elevador,
en el preambulo de una reunión,
en la sala de un aeropuerto,
afuera de su casa,
junto al telefono,
frente al monitor.

Pero siempre se espera,
todo el tiempo es espera de algo más,
aún los logros se encuentran,
atrapados en espera de algo mayor,
y si se vive sin esperar nada,
también te aburres de no esperar.

Lo último que se espera es morir,
y a esa se le espera con paciencia,
nadie la molesta y aunque algunos la adelantan,
en general ni siquiera se espera que se mencione,
cuando se trata de esperar.

cuan profundos son tus ojos,
me pregunto ¿Qué esperas?
tal vez valga escribir un poco,
porque no se me da eso de esperar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s