Ciclos

Siglos, ciclos, en sí mismo, lo mismo.

Somos eternos, por eso tenemos consciencia del tiempo, para distraernos.

Nuevamente me desvelo haciendo un trabajo, tomando la clase, tomando apuntes, pensando. ¿Qué tan diferente es hoy de cuando estaba en la escuela? Hoy soy más feliz.

No sé si es escalofriante o sólo liberador ser creadores del mundo, ser genuinamente el único objeto al que conjuramos nuestro mejor insulto.

Entre que todo es uno y todos somos uno y todo, y dios y cualquier otra cosa, si es que claro, otra cosa diferente del uno o del todo en verdad existe.

Por eso los seres humanos estamos tristes. Tenemos miedo y sentimos que necesitamos más de lo que tenemos. Cuando en realidad estamos obesos de tantas cosas innecesarias que nos metemos. El uso generalizado de las drogas para sobrellevar nuestros ritmos de vida es cínico, hipócrita y destructivo, no sólo de nuestra salud, sino de nuestra sociedad y nuestra tierra.

¿Soluciones? ¿Problemas? La ilusión de la percepción.

Respira, recuerda: Eres luz, eres eterno, cuando te mueres solo empieza todo de nuevo, se consciente, libérate, observa.

Tus deseos y tus palabras escriben los presentes por venir, el presente mismo es la cosecha de tus sueños del pasado. Toda tu energía escribe como si fuera tinta en el lienzo tridimensional que aparenta ser la realidad.

Pero lo más importante, recuerda: Nada importa, nada es absoluto. Lo único real es el presente, disfrútalo, déjalo ir cuando llegue el momento, no hay caminos equivocados, no hay respuestas correctas. Nadie sabe lo que está haciendo aunque te diga lo contrario, en el presente el universo entero está improvisando.

Limpieza profunda de la habitación, muevo los muebles como casi todos los meses, la necesidad de mirar una línea distinta me obliga a volver a dibujar las líneas de los objetos que parecen inanimados.

Sentí tanto y tanto impregne en mis sentidos los complejos de los conceptos que en su momento forjaron mis pensamientos, mis sueños, mis frustraciones y mis mayores miedos. Hoy solo puedo mirarlo desde borrosos recuerdos, en ocasiones volver a sentirlo, y entonces sólo queda soltarlo, respirar profundo y dejar de sentirlo hasta que se desvanece, se olvida o se guarda con otra etiqueta.

Supongo que me mantengo ocupado para no ir más profundo este silencio que inevitablemente me grita lo que mi corazón me ha cantado al oído por años.

Todos los días empieza y termina un universo de posibilidades, de muertes y de sueños nuevos. Tal vez nuestra ausencia de entusiasmo por vivir nos esté llevando a la extinción, confía en tu cuerpo si sientes la necesidad de bailar, significa que quieres vivir.

Namaste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s