Sueños sobre el fin del mundo

Ayer tuve un sueño sobre el fin del mundo y mucho más. Cómo en la mayoría de los sueños, es posible que la cronología me fallé tantito, pero más o menos todo comenzó así. Estaba llegando a un paraje bastante triste, viejo y caluroso pero recuerdo que estaba en México, lo primero que recuerdo es que podía ver el mar mucho más alto que el nivel del suelo y que sus olas alcanzaban a la gente que estaba esperando algo como atascados en el transito de una carretera. Aunque estábamos cubiertos por el agua o eso parecía, yo caminaba normal, mientras el agua estaba cubriendo todo, entonces sentía una necesidad de resguardarme, iba a la oficina donde sabía que podría encontrar a mi amiga Yolanda, aunque en ese momento no podía recordar su nombre, entonces preguntaba por “la licenciada” sin embargo no podía entrar, en el lobby estaba mi amigo Gerardo y me saludaba, pero entonces sentía que estaría más seguro afuera con la tormenta que en ese lugar con ese carnal. Continué el camino hasta que encontré a mi familia o algo así, porque estábamos los 4 en un carro, un Ford Ka rojo, tratando de buscar terrenos más altos, de repente nos encontrábamos manejando por caminos horribles, así como las calles destruidas de San Juan, Puerto Rico. Empezaba a llover. El agua enlodaba las calles horribles y veíamos bajar camiones de gran turismo que ya no nos dejaban avanzar. Entonces por alguna razón dábamos una vuelta a la derecha hacia los puentes de Sta. Fe, y por ahí nos estacionábamos en una hermosa plaza, tenía una escalinata amplia y unos arcos desde donde se veía las barrancas de Sta. Fe y el camino que lleva hasta allá. Yo recordaba que ya había estado ahí con mi hermana. Ahí nos calmamos un poco y nos sentábamos en una mesa que estaba ocupada. Era una mesa para 4 pero había una boina y una chaqueta café de pana, el tipo que ahí estaba se molestaba por que le habíamos tumbado la mesa, pero pues al chile no nos quitamos y yo me hacía el boludo para explicarle que tirara paro, no sé como que es el fin del mundo y no hay otra mesa carnal, ¿Porqué te cuesta tanto compartir? Igual nos quedábamos ahí, tomábamos un café y unos panecillos rellenos de chocolate, finalmente mi papá se estaba despidiendo del señor que aún se veía no tan feliz con nuestra iniciativa de crashearle la mesa del café, pero ya no era el señor blanco de barba castaña que era el principio, sino era más bien Chris Fernandez, el dueño de la empresa donde chambeaba en Dubai.

No sé si estábamos caminando hacia el auto o porque, pero pasábamos por un espacio abierto, unas escaleras amplias con una hermosa vista a un espacio verde lleno de animales gigantes, como dinosaurios, recuerdo que uno llamaba mi atención y me acercaba a mirarlo y era como un dinosaurio kanguro gigante o algo, bastante impresionante, al mismo tiempo veía como una tigresa se salía de entre las rejas y empezaba a seguirnos, yo me adelantaba pero mi hermana que venía distraída se quedaba un poco y la tigresa se acercaba a morderle un tobillo, recuerdo que sus ojos brillaron en amarillo resplandeciente antes de hacerlo. No creo que haya realmente mordido a Zareth, pues no recuerdo ni sangre ni gritos, pero si que inmediatamente mi papá se puso detrás de la tigresa y le agarró las patas con fuerza y no la soltaba, en ese momento más personas se acercaron a apañar a la tigresa que literal, se defendía como gato boca arriba. Intentaba acercarme pero se movía muy rápido y con violencia finalmente lo lograba y la tigresa, que ya se había convertido más en una mujer como rubia bronceada de unos 22 años, con uñas afiladas y blancas, me daba un pequeño zarpazo en una mano y me arrancaba un pedazo de carne, no recuerdo que palabra usaba, pero se refería a nosotros como “pobres diablos” por no poder detenerla entre al menos 5 personas.

Después de eso llegamos al auto, en ese momento recuerdo que les mostraba a mi familia mi argolla de matrimonio y mi anillo de compromiso, ambos en el mismo dedo y ambos apretando mis dedos. Me gustaba como se veían y la sensación de tenerlos, pero también recuerdo que apretaban y que les decía a mi familia que estaba seguro que no amaba a mi esposa, que esperaba que eso cambiara en el tiempo. No recuerdo quien era mi esposa.

En otro momento yo estaba manejando el auto, seguía lloviendo, los caminos se hacían pequeños y en un momento el auto se quedaba atorado en una banqueta, porque había unas macetas y nos les quería dar en la madre.

En ese momento algo sucedía porque ya no estaba más con mi familia sino más bien estaba en una escuela. Misma que estábamos ocupando por alguna cuestión que sonaba a una causa política genuina, había activistas y familias pues recuerdo que había niños. En una de las habitaciones oscuras y con un fuego en el medio, estaban Miguel y Carlos, por lo que decidía quedarme en ese lugar, Carlos quería ir por una guitarra pero un activista nos decía que era mejor así, que la música podría romper un poco el entorno de protesta, así que no insistíamos más con eso.

Pero en otro momento se armaba con un gran partido de futbol, de esos que hay más de 11 carnales por equipo, tipo cascara masiva, pero había unos lagos enormes y la bola se atascaba, sin embargo recuerdo que yo podía correr muy rápido, inusualmente más rápido que todos los demás. En otro salto sin sentido, éramos un grupo como de 10 personas, y estábamos a punto de entrar a un club en Tailandia, recuerdo que mi aliento era horrible porque habíamos comido pescado y todo el mundo lo notaba, ahí estaba mi amiga Bebe, que al parecer conocía a alguien en el club y nos iban a dejar entrar. Tenía que pagar 995 baths para entrar, mismos que pagaba con la AMEX un poco molesto por tener que pagar, en ese momento dejaba mi mochila gris de la cámara y por un momento la perdía de vista y empezaba a buscarla, estaba en la entrada del club y veía a mucha gente entrar y salir, comenzaba a preguntarle a una que esta ahí como una caseta y no nos entendíamos, al parecer yo perdía la paciencia y empezaba a gritar a lo que todo el mundo respondió mal, como si estuviera super fuera de control y entonces unos soldados, especificamente una soldado mujer llegaba a mi a decirme que no hiciera lo que hacía, y le decía así como OK, pero que pedo, o sea tira paro, ¿Dónde está mi mochila? Ahí despertaba la primera vez.

Después o antes, no sé vino una parte del sueño que fue mucho mejor. Estábamos en una casa super chida, con una familia super liberal y amigable, recuerdo que armábamos porros en la mesa del comedor y que nuestro amigo, amigo de Carlos, nos presumía una bolsa como son 6 o 7 kilos de una marihuana que ostentaba un verde brillante y aromático. La comida era abundante y deliciosa, y todos hacían todo por hacernos sentir como en casa, por alguna razón el lugar se convertía en un restaurante y los anfitriones nos dejaban ahí, ya habíamos terminado de comer y estábamos a punto de irnos, pero llegaba más comida, se veía deliciosa, yo quería seguir comiendo pero la decisión había sido irnos. Ahí caminamos en la calle, era de noche y las calles brillaban por sus empedrados, ahí dábamos algunas vueltas, íbamos y volvíamos y creo que de ese escenario ya no había mucho más.

En otro salto despertaba en una casa bastante hippie, estaba en una cama grande con cobijas y un tipo hippie como Jesucristo muy amigable, ahí también estaba mi amigo Carlos, y le preguntaba oye carnal no tienes porro, e inmediatamente él y Yisus, me acercaban unas bolsitas para que me armara uno, Entonces desperté y pensé “Qué concha que estaba ese lugar”

Creo que el segundo sueño fue de un día antes, pero en general todo se conecto. La verdad es que esa noche cenamos mucho pescado, y me fui a dormir con una leve indigestión, y en todo el sueño tuve malestar, creo que mezclé dos sueños pero creo que no dejé fuera ningún detalle. Si algo más viene a mi mente, lo pondré en los comentarios.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s