Sobre las drogas de poder

Hoy por la mañana, me preguntaba una de las tantas voces que habitan en mi cabeza, que opinaba sobre las drogas de poder y de manera sucinta esto fue lo que le respondí, obviamente en silencio y con mucha paciencia:

No creo que exista tal cosa como las drogas de poder, y no es que niegue los probados efectos, tanto alucinógenos como mentales que provocan diferentes sustancias, pero creo que el poder no proviene de las sustancias sino de la misma capacidad humana de sentir.

Sería aventurado emitir juicios sobre cuestiones físicas, químicas y médicas, por lo que trataré de explicarme desde el ámbito de la filosofía y la especulación racional, por encima de una serie de pruebas fisico-químicas mismas que, de por sí, ya me hacen dudar bastante.

Las diversas situaciones a las que se ven orillados los seres humanos a lo largo de su vida, producen una serie de efectos de todo tipo en la forma como estos perciben la realidad, es decir: Los acontencimientos del mundo afectan y forman la percepción de las personas.

Estamos expuestos a una gran cantidad de productos, hechos de una gran derivación de componentes de todos tipos, simplemente las envolturas de estos productos ya resultan bastante escalofriantes, en términos de componentes creados por el hombre.

Sin que esto me asuste o me ocupe demasiado, es un claro ejemplo de la casi absoluta ausencia de pureza en el entorno en el cual vivimos. Dicho lo anterior empero, jajaja empero, vivimos en un ambiente artificial, química y físicamente modificado según nuestra necesidad y la necesidad misma de los productos de resistir las inclemencias del paso del tiempo. Nosotros mismos nos vamos modificando en la medida que podamos seguir manteniendo la apariencia, o el ritmo de vida que nos gusta llevar, aunque esto implique dejar la pureza de la cual partimos, y eso, en un sentido meramente coloquial puesto que nosotros desde que somos concebidos hasta que nacemos ya tenemos una fuerte cantidad de elementos no naturales en nuestros organismos, tales como: vitaminas, minerales, suplementos, etc.

Del término: “lo natural” y la contradicción con la que se aplica


Ya que atravasé un poco sin desearlo, el tema de “lo natural” me gustaría abundar en mi opinión sobre como la gente utiliza el término para justificar sus principios morales fundamentales, aún cuando no sólo no tenga sentido sino que ampliamente se contradice de acuerdo a la circunstancia, necesidad del discurso y en el peor de los casos, la cerrazon personal de cada individuo.

Según la Wikipedia; y muy a pesar de los deseos frustrados de mi maestra checa sobre la calidad de la información encontrada en esta plataforma, he decido usarlo no sólo porqué confío plenamente en la validez de este recurso, sino que además uno puede verificar dichas referencias, mismas que adjunto aquí. por desgracia las personas con los años se vuelven mentalmente viejas y todos los conceptos que se empecinaron en poseer se vuelven muros de concreto que los encierra en sus cenilidad y aisalmiento. Y sí, la desprecio profundamente; la naturaleza o lo natural es:

La naturaleza o natura, en su sentido más amplio, es equivalente al mundo naturaluniverso físicomundo material o universo material. El término “naturaleza” hace referencia a los fenómenos del mundo físico, y también a la vida en general. Por lo general no incluye los objetos artificiales ni la intervención humana, a menos que se la califique de manera que haga referencia a ello, por ejemplo con expresiones como “naturaleza humana” o “la totalidad de la naturaleza”. La naturaleza también se encuentra diferenciada de lo sobrenatural. Se extiende desde el mundo subatómico al galáctico.
La palabra “naturaleza” proviene de la palabra germanica naturist, que significa “el curso de los animales, carácter natural.”1 Natura es la traducción latina de la palabra griega physis (φύσις), que en su significado original hacía referencia a la forma innata en la que crecen espontáneamente plantas y animales. El concepto de naturaleza como un todo —el universo físico— es un concepto más reciente que adquirió un uso cada vez más amplio con el desarrollo delmétodo científico moderno en los últimos siglos.2 3

  1.  Harper, Douglas. «Nature». Online Etymology Dictionary.
  2.  El título del libro Philosophiae Naturalis Principia Mathematica de Isaac Newton (1687), por ejemplo, se traduce por “Principios Matemáticos de la Filosofía Natural”, y refleja el uso frecuente, en aquella época, del término “filosofía natural“, que equivale a “estudio sistemático de la naturaleza”.
  3.  La etimología de la palabra “física” revela su uso como sinónimo de “natural” a mediados del siglo XV: Harper, Douglas. «Physical». Online Etymology Dictionary.

Si bien no quiero destruirme la mente rebotando entre conceptos más complejos y que además no tiene sentido ir para allá, (hacia la destrucción de la mente) lo natural es ese curso de los elementos existentes sin que el ser humano infrinja dramáticamente en él.

Un ejemplo simple sería una planta que crece a raíz de la caída de un fruto, dicho fruto caído producto del viento. Y así sin mayores ayudas desarrolla una planta.
Por más estúpido que suene lo anterior, eso es lo que en términos muy generales podríamos entender como natural.
Visto desde esta perspectiva, nada de lo que nos sucede hoy en día es natural. Desde que despertamos, lo que comemos, en donde vivimos, cuando excretamos (por lo menos generalmente) y hasta usar un condón para evitar la fecundación es antinatural.
Hasta ahora nada de lo anterior debería asustar a nadie. Somos seres que vivimos de forma antinatural y cómoda, que comemos más de lo que necesitamos y bebemos más de lo que sacia nuestra sed. Eso sin contar la cantidad de cosas que consumimos con la única finalidad de obtener placer, en cualquiera de sus presentaciones.
Es probable que exista un porcentaje de seres humanos que tengan un estilo de vida más apegado a lo natural, pero eso no me es relevante en este momento.
Lo que si es relevante, es cuando las personas utilizan el término: “lo natural” como lo que la moral que ellos conocen y que además profesan, dicta. Utilizan lo natural y lo antinatural como actos que la naturaleza misma aprueba y desaprueba, no hay nada más juicioso y ridículo que sostener la premisa que algo que es antinatural debería evitarse.
Entonces tendríamos que dejar de vivir como vivimos, y esas cosas consideradas antinaturales, pasarían a un segundo término, a distancias planetarias el primero del segundo.
Regresando a las drogas de poder y el poder de la mente humana

Podría decirse que las sustancias estimulan el cerebro permitiéndole alcanzar estadios superiores, o para no entrar en más polémicas dentro de mi cabeza, digamos “diferentes” pero cabe señalar que por medio de prácticamente cualquier actividad, los seres humanos podemos producir todo tipo de sustancias, mismas sustancias que actúan como dichas sustancias de poder produciendo sensaciones, experiencias y nuevas realidades.
Por lo tanto, es el poder de la mente aún más poderoso que la capacidad de ingerir sustancias y el curso que define una vida, proviene primordialmente de la sensación de dominio de uno mismo, por encima de la experiencia momentánea que pueda tenerse por el consumo de alguna sustancia.
En mi opinión, las sustancias deben consumirse meramente con fines recreativos y en general el ser humano debe estar abierto a cualquier tipo de experiencia que le permita conocerse a si mismo. Ahí radica el poder en sí mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s