Del tiempo

La escalofriante manera de actuar del curso de la vida, o el tiempo, me ha puesto a pensar. En sentido simple, me parece perfecta.

Me encanta ver como todo a mi alrededor parece comunicarse con mis deseos de una manera muy sutil, por deseos me refiero a que el curso natural de la existencia que entiendo como no propia de mi comprensión.

Sencillamente es más fuerte aún mi impresión de las cosas tan determinantes que suceden, cosas que pasan y al mismo tiempo lo recibimos con bastante cautela cuando sucede, esto resbala en nuestra vida cotidiana inmediata y podemos afrontar dicho encuentro con absoluta cautela, cuando hubiéramos confesado no haber estado listos o no podríamos afrontarlo.

Esto me hace pensar que en realidad, es una cuestión en la percepción del tiempo la que nos resulta sorprendente. Cuando algo que considerábamos en cuestión de tiempo, como amasar una fortuna, construir un edificio, ganar la confianza de alguien, sentir confianza por otros, en fin, cosas que en mi entendimiento del tiempo podrían tomar semanas, meses, años y incluso más que eso, sucedan sólo en instantes.

Sin particularizar demasiado, parecería ser que al tiempo no le importa nuestra percepción de las cosas, o tal vez, no tiene una consciencia para pensar en que nosotros tenemos una interpretación de como es que debería correr a lo largo de su circular existencia; y por lo cual las cosas pasan cuando quiera que sea.

Y no hay forma de preparación consciente de tal cosa, a menos que se estuviera preparado para todo y no necesariamente pensando que se conoce todo, pues lo que vendrá se desconoce e invariablemente será imposible estar preparado en cierta medida que esto permita controlar la situación y tener control. Sin embargo el ser humano ha sobrevivido a lo largo de los siglos gracias a que puede estar preparado para lo que viene a continuación, en dicho espacio de tiempo o época histórica.

Así es, me ha hecho pensar infinitamente y hasta el grado de la confusión total entre un millón de soluciones posibles, ¿Porqué aún después de todo me esfuerzo tanto por saber el final de la historia, aún sabiendo que no saberlo sólo me sorprenderá más cuando suceda?

Tal vez sólo debe ser mi necesidad de compartirlo con el mundo entero, tal vez es el deseo de verlo escrito y entender si todo esto sigue teniendo sentido. Pero parece que, partir de pensar que todo es perfecto porque es único, y que además esta conectado con todo lo que existe, y de esta manera no sólo es una en unicidad, en uno mismo único, sino único en sentido también y más integralmente en unidad, una sola y perfecta.

Me da gusto descubrir que hay desahogos filosóficos tan liberadores como la poesía, como la música clásica, como los sueños bien entendidos de conocer y como el deseo humano de no sólo sostenerse en el mundo sino de andar, ser parte de él, como no podemos evitar ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s