Cambia

Descansa,
descansa en donde puedas descansar,
trata de impiar un piso blanco percudido por los años,
arregla sin cesar las cosas que no puedes usar,
como la impotencia de usar un trapo sobre una superficie,
siempre con polvo.

Camina,
recorre los caminos que no puedes entender,
preguntate quien vive en esas ventanas,
que jamás conocerás,
sigue mirando rostros, mascaras y palabras huecas,
escucha el eco de tu soledad,
que rebota en las personas.

Vive,
intenta soñar con los cerrados,
o si siquiera pensar con optimismo,
tal vez los deseos te expliquen quien eres,
si alguien se atreve a mirarte,
una vez más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s