Razones

Aunque mi buen amigo filosofo insiste que mi situación es más bien una cuestión de voluntad, yo creo que no sólo es eso, tras esa voluntad, que él considera, determina que ciertas acciones se lleven a cabo, yo más bien creo que hay una serie de razones que son suficientemente válidas para accionar esa faramalla llamada voluntad, y que probablemente la reticencia que acompaña a mi inestabilidad social sean parte de lo mismo.

Las razones por las cuales estoy unido a ti son:

Somos opuestos, eres una calca negativa a mi, todo lo que yo deseo tener, tú menosprecias tenerlo, lo que para mi siempre ha estado ahí, a ti te asombra, lo que a mi me gusta decir, a ti te comforta, lo que a mi me gusta ver, esta plasmado en todo tu cuerpo.

Por otro lado somos iguales, eternamente sentimentales, ruidosos por fuera, yo con palabras, tú con tu mirada, tu sonrisa y tu cuerpo, nuestros corazones son infantiles y llorones, nuestras manos se encuentran, tú me das la atención que nunca tuve, yo te doy la indiferencia que el mundo siempre te nego, yo pongo atención en tus palabras, tu en mis ojos. Te gusta de mi lo que nunca imaginaste, me gusta de ti lo que siempre soñé.

Juntos somos como un juego, una canción o una carcajada, tan irreverentes que nos desbordamos un poco del margen de la vida. Sin palabras somos como el fuego, con los labios escribimos nuestros sueños. Somos tan peligrosamente frágiles que nuestra humanidad nos obliga a caernos.

Y lo anterior, nada tiene que ver con la voluntad, tiene que ver con mi pasado y el suyo, tiene que ver con que mis carencias y sueños los encuentro en ella, y ella busca el consuelo entre mis brazos,

Que despreciamos abiertamente deslizarnos con suavidad por los caminos que otros forjaron para nosotros y queremos subirnos en este trineo sin frenos ni control, y queremos estrellarnos de frente con las montañas nevadas de la vida, porque entre horribles pesadillas y maravillosos sueños queremos estar juntos.

Quiero que vivamos la vida juntos, aunque nos dure unos instantes. Porque no es una cuestión de voluntad, sino la única razón lógica que tiene sentido para seguir existiendo.

Aunque lo anterior esté basicamente plagado de falacias, y de  arranques de voluntad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s