Afuera con los lobos

Vives imaginaria en mis sueños,
realidad de hermosos ojos vives rodeada por cientos de lobos,
en mis brazos duermes calmada con los labios frescos,
en pensamientos no puedo protegerte como en las frías montañas lo hacía.

Entre los lobos caminas con los ojos tranquilos,
con la fuerza del tornado que le regalas al mundo,
te veo iluminando las tinieblas de los inframundos,
y yo que no tengo manos pues también fui un lobo.

Sólo me queda luchar contra mis demonios,
y morirme de fiebre y de miedo,
el único poder que tengo es del sentirme presa de mi propio juego,
Mi destino: mirar con los ojos del alma mis propios pecados en el cuerpo del ser que más amo.
aunque sólo pueda pensarlos.

Pero sólo presa pues de la interminable incertidumbre eterna,
de saberme lobo y saberme demasiado humano,
que debe pagar con su incertidumbre el daño que ha hecho a los demás,
no es preciso solamente cerrar los ojos y pedir perdón,
deben correr sobre mi las cadenas que le puse a otras personas,
y por medio de mi sangre venenosa, purificarme.

Victima de mi mismo en los ojos del demonio,
sangrando la sangre que saque a otros.
¿Dónde están los que me enseñaron a matar?
que en mis garras se ve y se prueba solamente mi propia sangre.

Después pues de desangrar mis demonios,
podré pues volver a nacer,
en la espera agónica un día la pureza,
o la muerte justa, como premio de paz.

Me basta mirar tus ojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s