Tres momentos

El de arrogancia

En mis palabras elaboré elegancia,
romance y mentiras.

Despegue los dos pies del suelo,
y creí volar.

Construí en mi mente castillos,
en mis días fracasos sin rostro,
en los días que venían.

El de miseria

Me arrastre con las rodillas sangrando,
caí sobre un puñado de ángeles,
y les corte las alas,
mis lágrimas fueron pretensiosas,
frente el vórtice que nació en el mar.

El de sabiduría

Con los ojos cansados,
cerre por un momento mi mente,
y dejé de hablar,
lentamente busco el amanecer,
dentro de mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s