Estrellas en la isla

¿Cuándo perdimos esa bonita costumbre?
Ya se cayeron todas las hojas de todos los arboles, incluso los arbustos,
ese sentimiento que emana los más naturales acordes,
de todas nuestras sinfonías.

Me encuentro de nuevo rodeado de todos estos colores,
Brillan ardiente todos los que me conmueven,
se me llenan los ojos.

Luego están los espíritus.
Entonces están las personas bebiendo el alcohol,
quieren hablarte, quieren bailar contigo,
Preguntan, que si tú sabes en dónde está su mujer.

Que vuelven las cascadas a desbordarse,
si sabes que se desbordaban para vos,
entonces me posee.

Entonces el espíritu se burla del hombre,
ironiza su tragedia y le recuerda sobre la plasticidad,
de la plastica realidad de la humanidad.

Les muestra a los autoflajelos,
que ellos son los que se están golpeando.

Le quita el velo la madre al niño,
le viene del rio de pronto el frío,
como la respuesta que quiso no entender,
del elogio parco del renacer.

Nada más humilde que sentir aprender,
más triste que recordar lo mucho que duele crecer,
no estamos lejos de los eramos entonces,
sólo que ya somos lo que queríamos.

Adiós y bienvenida,
esta nueva etapa de la vida,
la que sigue,
ni la primera,
ni la última,
¿y si es la última?

¿Cuando se perdió esta bonita costumbre?
De hacer por el gusto de compartir,
de ser por el hecho de vivir,
de amar para ser de nuevo universal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s