Hora de hacer poesía

Es hora de hacer poesía.

He esperado mucho años en busca de las palabras correctas,
de las rimas que se redondeaban y se vestían unas con otras,
pero así han pasado ya muchos años y no he dicho nada,
por miedo a decirlo sin decirlo correctamente.

Por eso es hora de poesía,
no importan las palabras y lo sordo que suene al principio,
siento la obligación de escribir ahora,
ahora que no sé que decir,
pero que se me llenan los ojos de lágrimas,
de no haberme podido quedar a su lado.

Es hora de poesía porque en mis líneas ella me extraña,
mientras yo la recuerdo con placer,
por que aquel que extraña en silencio se ahoga en su propia tristeza.

Es mi pecado el amar sin preguntar,
el enamorarme de las miradas,
el provocar con mis palabras,
y el perder el control con las sonrisas.

Nada me debe nadie y por más que se piense lo contrario,
ha sido desde siempre mi único placer el conocerte,
esta llama que nadie puede ver pero me quema la garganta,
se extiende hasta mi pecho y cuando cierro los ojos,
me despierte violentamente tu sonrisa.

Ojalá que nunca me leas y que nunca descifres que te extraño,
o que lo descifres cuando sea muy tarde,
cuando ya no te extrañe y estas palabras sean sólo líneas huecas,
porque si las lees ahora puede ser que me entiendas,
que me entiendas y es posible que hasta puedas encontrarme.

Es hora de hacer poesía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s