La duda filosófica

Ayer mientras discutía sobre la duda filosófica, me dí cuenta de lo equivocado que estaba respecto a la verdadera implicación de dicho término. Sin embargo puedo decir, que me parece más claro ahora, aunque reconozco, no estoy seguro si tengo la capacidad de dudar de esa manera.

¿Es acaso posible dudar por completo de todo? Y si fuera posible, ¿Es posible reconstruir algo a partir de ningún concepto? La verdad es que si la realidad es simplemente una creencia de lo que es real, entonces si es posible dudar de las propias creencias es posible dudar de la realidad misma.

Obviamente lo anterior, limitado a la percepción individual y probablemente resulte imposible equiparar a otros seres humanos, o simplemente abundar en este tema de forma general.

Pero lo que en verdad me hace pensar, es el hecho de que la realidad se forma sobre creencias, percepción es realidad, el discurso se vuelve realidad. ¿Qué hace que adoptemos un discurso como real? Porque definitivamente nos vamos llenando de conceptos y una vez que los aceptamos forman parte de lo que creemos y de esa manera vivimos.

Sin embargo, estos mismo conceptos son los que generalmente nos limitan o nos encasillan en callejones sin salida, dado que es muy dificil que un discurso pueda englobar de manera congruente todo lo que se manifiesta en la realidad. Así mismo, la dinámica de la vida nos obliga constantemente a buscar más discursos que expliquen un mayor número de cosas, pero el criterio que aplicamos comienza a variar según las condiciones que se busquen en determinado discurso, pues las personas podrían aceptar la existencia de entes metafísicos bajo condiciones con las cuales no están juzgando el resto de los entes materiales, es decir, creemos cosas bajo determinadas circunstancias, y creemos en otras cosas bajo circunstancias diferentes, pero que en ocasiones se superponen de cierta manera que si tuviéramos que juzgar ambos elementos desde el mismo discurso se volverían incongruentes unas u otras.

Entonces, lo que hacemos ¿Es un simple engaño? Creemos fervientemente en las leyes de la gravedad que responden a la aplicación de un método científico, pero también creemos en la reencarnación que proviene de un discurso absolutamente metafísico y hasta consideramos pruebas empíricas poco concluyentes como razones solidas para asegurar que eso existe. Por otro lado creemos en el hermandad y en que todos somos una gran consciencia, mientras defendemos, incluso al grado de asesinar a otros seres humanos el derecho a la propiedad privada.

Seguro estoy que todo lo anterior requerirá una argumentación mucho más formal y poderosa que los simples esbozos que he dibujado en mis líneas anteriores, pero el sentimiento es ese. Los seres humanos ni buscan argumentos y razones solidas que expliquen con claridad y objetividad las creencias que fundamentan su realidad. Sólo vamos por ahi en busca de alimentar las creencias que nos parecen agradables, mismas que mutan todo el tiempo y se vuelven inestables. Se desdibujan unas a otras y se vuelven incongruentes, aunque pareciera ser, que es un fenómeno parecido al de las abejas, que hablando en términos de la física, el hecho de que puedan volar es imposible pero ellas no lo saben.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s