Dolor en todo el cuerpo

Me duelen las piernas, los ojos y las manos. Me duele mucho el estomago, los riñones y esa serie de órganos que se que están ahí porque palpitan cada determinados segundos. Mis pies punzan con un ritmo espeluznante. Mis ideas en general son destructivas y críticas más que constructivas y alentadoras.

Tengo mucho sueño, cansancio acumulado no se si de años, pero por lo menos uno si. Afuera llueve y mi ropa se mojó, ahora se seca con mi cuerpo y siento una sensación pegajosa en todo el cuerpo, puedo oler el lodo de mis zapatos, y aroma de la sustancia que me pongo en el pelo. Además puedo percibir mi propio aroma sazonado con el agua de lluvia, la tierra de la calle y la grasa de mi cuerpo se combinan para formar la esencia presente de lo que soy en este instante.

No siento deseos de hacer nada, me gustaría tirarme en mi cama y llorar, gritar con la cara metida en una almohada, y después quedarme dormido por unas 30 o 40 hrs.

Desafortunadamente, debo honrar los compromisos que con mucho gusto celebré cuando me sentía bien, además que me enorgullece haberlos celebrado, el estado de animo parece ser tan insignificante cuando se enfrentan los caprichos contra los deseos auténticos.

Esto también pasará. Pero todo parece indicar que la vida se esfuerza en demostrarme que no tengo control sobre las cosas, que soy sólo una victima de las circunstancias y que soy tan diminuto que si desaparezco absolutamente nada pasa.

¿Qué clase de lección es esa? Desgobiérnate, deja el esfuerzo a un lado, pasará lo que tenga que pasar, tu esfuerzo sólo hacer reír a los dioses que al final juegan dados con tu vida. Tal vez no entiendo bien que significa no controlar las cosas y porque eso es bueno, o mejor aún porque no sólo no lo podemos evitar sino que debemos vivir a la expectativa y providencia de “algo” que eventualmente nos hará hacer algo.

Que asco de mundo en donde seas pequeños pavos atrapados en un corral esperando ser alimentados por la mano divina del granjero que nos quiere comer en navidad.

No lo sé, hoy si declaro que he perdido toda esperanza en cualquier cosa, que nada es nada y la vida es un juego de dados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s