Ira

Con los ojos cerrados,
casi conteniendo la respiración,
el cuerpo se cubre por una fina capa de sudor,
la ropa se pega a mi cuerpo,
un escalofrío interminable,
acaricia de manera siniestra mi espalda.

Abro los ojos,
estas ahi frente de todo,
desería fumar un cigarro,
morir en tu insoportable existencia,
terminar conmigo como terminé contigo.

No puedo recordar tu nombre ni el mio,
me he transformado en tí,
usaré mis manos para gritarle en la cara al mundo,
no soporto el calor.

Me derrito de furia,
gritar sin hacerlo me lastima por dentro,
siento que debo destruirlo todo,
y volver a nacer,
o sólo desaparecer.

Sí mis manos nunca te hubieran tocado,
sí mi boca no pronunciara incesante tu discurso,
sí mis palanras no perforarán los pulmones de los que me escuchan,
sí no odiara todo con tal intensidad.

Cubrir mi cuerpo,
con tu extraño combustible químico mental,
y arder por siempre,
hasta la muerte,
las humeantes garras,
que claves en mi cabeza,
rompes mi craneo y me volteas los ojos,
mientras se queman.

Atrapado en mi cuerpo,
el cuerpo ajeno,
enjaulado en la piel de este hombre indefenso,
que cuando lo pienso,
me obligo a devorarlo desde dentro.

¡Alguien escucha!,
Despertó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s