Las otras personas

Dudo honestamente que exista gente malvada, creo que en todos nosotros habita un demonio con lo peor que ha concebido, vivido y realizado la raza humana. La cualidad o desventura de emanar dichos sentimientos ya depende de cada quien.

Todas las personas tienen sus propias razones y sus propias interacciones, dan prioridades a las cosas y viven de acuerdo a lo que creen mejor, sus respuestas, sus decisiones y hasta sus omisiones son parte del plan que ellos están realizando en este mundo.

Por lo tanto juzgarlo simple y llanamente conducen a un error, a la descalificación y al prejuicio, enemigos de la convivencia y el desarrollo colectivo.

No por eso es menos difícil lidiar con los universos de cada ser humano y vivir día a día con personas demasiado distintas y puede ser una tarea difícil, intensa, y en ocasiones profundamente desgastante.

Esto viene a reforzar algunos conceptos que tenía sobre las relaciones interpersonales y a afinar otros. primeramente: el hecho de que tu seas comprensivo con las personas no implica de manera necesaria que las personas sean comprensivas contigo. Si bien es cierto, puede favorecerlo, no lo implica necesariamente, además entendiendo lo anterior se formula una premisa aún más importante.

Si pensara como sé que mucha gente ha decidido pensar, y entender que la comprensión del otro no garantiza la comprensión en uno mismo, podría retirar mi comprensión a todas esas personas que amargamente han sido incomprensivas conmigo, es una ley social común, las personas ceden hasta donde se desbarranca un límite en el abuso de los demás sobre el individuo y entonces se vuelve una pared rígida que permite sólo cierto nivel de acercamiento.

Pero he decidido, lo siguiente: Si genuinamente estoy actuando de manera congruente con lo que pienso y deseo, que lo hago, no tengo porque dejar de ser comprensivo con la gente que no lo es conmigo, puesto que no lo hago para que ellos sean comprensivos conmigo, sino porque entiendo que son seres humanos que pueden necesitar de mi y que si está en mis manos ayudarlos será mi deber hoy y siempre ayudarlos, aún a quienes no hayan tenido el tacto conmigo.

Porque entonces se generaría una cadena negativa de acciones en la cual alguien te necesita y arbitrariamente decides no ayudarlo y cuando te das cuenta, las personas arbitrariamente harán lo mismo contigo, es probable que argumentativamente no tenga sentido lógico la anterior afirmación, pero prefiero actuar de forma congruente con mis valores ha esperar que la mejor forma de convivir sea dándonos la espalda unos a otros.

Seré paciente y daré hasta donde mi razón me indique que es correcto y también dejaré de dar en el momento en que así lo desee, pero estoy entusiasmado de entender lo anterior, porque todas las personas merecemos una oportunidad, no podemos ser juzgados de manera plana y austera como si fuéramos la acción inmediata que acabamos de realizar. Definitivamente el peor de los asesinos le ha tendido la mano a muchas personas y la persona más noble seguramente ha mentido.

Reconozco mi profunda imperfección y por eso confío en la buena voluntad de las personas, porque todos podemos hacer algo por los demás, sólo tenemos que hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s