Febrero

Un día nací, eso pasó, me siento un poco mal de no recordarlo,
en fin, eso fue lo que sucedió.

Alguien una vez me dijo que las hadas si existen,
y que las personas no cumplen años hasta que se les cantan “Las mañanitas” y se parte el pastel,
alguien me abrazo y se colgó de mi cuello.

Bailaste y te mirabas al espejo,
todos bailaban para ti,
me has dicho que estabas pensando en mi,
me has visto mirarte desde un espejo que no existe.

Llegaste lleno de alegría,
a mostrarnos las notas correctas,
y explotamos en la pista,
en una ruleta imparable de colores triangulares.

Me envolviste en tu neblina,
y tu brisa helada,
tu gente buena,
la inocencia y el hartazgo,
de una realidad lejana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s