Castillos de hielo

Las estructuras lujosas siempre llamaron mi atención,
como las caras hermosas, y las ideas de rebelión,
los ojos verdes y el cabello marrón,
entre muchos artistas preferí al músico y a su canción.

Con los años aprendí un poco y empecé a luchar,
sobre la tierra en cuanto pude sembrar,
lo intenté y lo vuelvo a intentar,
y de repente me pose en un lugar agradable para mirar.

Crecí de mis errores y bebí con tristeza mis lágrimas,
maté y morí, nací y vi a muchos nacer,
conocí seres de luz y miles grises ánimas,
y de todos modos nunca logré el tiempo detener.

Como atrapado en un ciclo eterno,
construyo castillos de hielo,
que lucen majestuosos como el infierno,
y desaparecen de repente cuando no los veo.

Me pregunto si es verdad, que ha pasado el tiempo,
y sí todos esos días y  libros se han ido leyendo,
porque miro tus ojos y a penas siento que despierto,
y dudo absolutamente en todo… lo que vengo creyendo.

3 comentarios en “Castillos de hielo

  1. Mientras vamos en pos de lo incierto, perdemos lo seguro. Ninguna fuerza doma, ningún tiempo consume, ningún mérito iguala, el nombre del amor.
    Recuerda que el hombre permanece en el rincón de la oscuridad por temor a que la luz de la verdad le deje ver cosas que derrumbarían sus conjeturas, hay un pasado que se fue para siempre pero hay un futuro que todavía es nuestro 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s