oda a mi café

Amargo, caliente y profundo,

vas llenando todo por dentro,
desagarras de manera salvaje,
tu sabor penetra y lo siento en mis manos.
En silencio te deslizas, como navajas,
un suspiro caliente escapa de mi cuerpo cansado,
de mi pensamiento aturdido,
de mis pies cansados.
Contenido en una ironía capitalista,
simbolizas lo que no eres,
representas todo lo que hay,
sabes a algo contradictorio,
admirado y repudiado,
por todo lo demás.
Te quedas en mis labios, 
dentro mi,
no haces más que alterarlo todo,
pero al mismo tiempo me reconfortas,
eres de esas cosas,
que da vida mientras me matas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s