Todavia unos momentos

Sé que por fín cerramos un ciclo, y me alegra. Lo logramos, y me enorgullezco de ambos, no por eso no estoy lleno de ira, dolor, miedo e infinita nostalgia, no por eso puedo dormir bien y sentir algo de calma, sin embargo entiendo, entiendo todo.

Lo que me fascina es que aún así, tuvimos unos momentos mágicos, ya sin manos y sin piernas, ya después de muchos meses, lágrimas y golpes, pudimos tener momentos, tan nuestros, como mirar directo a los ojos de Dios y verte hoy, recordar que tus piernas al Sol pueden ser más que un simple espejo.

Y me quedo con tanto, pero también con eso. Con esa magia creadora de momentos, la capacidad de vincular nuestras existencias por siempre y la posibilidad de seguir adelante, creciendo, brillando conquistando al universo.

No sé bien como puedo pensar en estos momentos, siento como si estuviera bebiendo una taza de té en medio de un vortice asesino en un cuento de Allan Poe, pero así parece ser. He, por fín, trasminado la línea entre la cordura y la locura y me siento aliviado.

Basta pues de conmiseración y tristeza, me esperan largas horas de dolor ardoroso, reventar mis parpados y mis ojos, lágrima sobre lágrima, azotes mentales hasta el amanecer, que nadie me los quite, porque merezco hasta el último de ellos.

Y sí me sobra algo de aliento para levantarme y mis piernas rotas me sostienen, que venga pues de nuevo la vida, me encantaría recibirla con los brazos abiertos y los ojos cerrados, hasta que me arranque finalmente las alas.

Un comentario en “Todavia unos momentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s