Mexico Bicentenario

Cuando escuchas un comercial en la radio sobre el orgullo de ser mexicano, y te encuentras en un barrio bastante olvidado por el gobierno, viajando por unas calles sucias, llenas de baches, en un autobús deteriorado por la falta de consciencia de sus usuarios, y además ves que la gente que no se esta durmiendo, tiene una cara de ausencia y hartazgo que no pueden ocultar; por lo menos a mí, me parece irónico que cualquiera de los que estemos aquí nos enorgullezca vivir de esta manera.
Porque el interés de los medios de comunicación y el discurso del gobierno es hacernos sentir que esta realidad de mierda que vive más de la mitad de la población es soportable gracias a que se acerca el bicentenario de la independencia de México.
Independencia, como tal nunca lo ha sido, siempre hemos estado subyugados al poder de algún país de influencia como España, Francia y finalmente Estados Unidos.
No producimos ni lo suficiente para comer, dependemos del escaso petróleo que nos queda y no tenemos tecnología propia. La mayoría de la gente, ya ni se cuestiona el porqué de su realidad histórica y social, se conforman con su McDonald’s, su coca y los partidos de la selección por sky, somos como un grupo de esclavos hacinados, y en la espera de nuevos productos de bajísima calidad para adquirirlos por medio de créditos agiotistas.
Pero creo que después de todo si hay algunas cosas que celebrar, la desigualdad y la influencia de los grupos de poder, han generado un México de ensueño, donde la gente de piel morena en su mayoría es servidumbre, donde hemos integrado tan bien a los indígenas a la nueva dinámica social dándoles empleos como jardineros y policías de caseta. Además no se tienen que pagar los impuestos, ni enfrentar de ninguna manera a la ley, de hecho las autoridades trabajan en función de las necesidades de estos mexicanos orgullosos de mantener la homogeneidad por completo.
México, como gran parte de los países menos desarrollados en el mundo, está atrapado en una indiferencia silenciosa y cualquier tipo de cuestionamiento es mal visto por la sociedad, decir que no a la democracia o a las falsas celebraciones que pretenden paliar las condiciones deplorables en las cuales crecen nuestros hijos, es completamente fuera de lugar. “La izquierda es para los nacos”
Y aquí seguimos, después de horas hemos avanzado algunos metros, a empujones pasando unos sobre otros desgastándonos y mentándonos la madre, pero probablemente al compatriota que hoy quisiera madrear por la ira y la impotencia de que se metió antes que yo, mañana lo abrazare y al calor del alcohol con coca cola, lo llamare hermano.
Vamos bien México, en 200 años hemos vivido agachados, en silencio, con una sonrisa tímida y cara  de que no pasa nada. Somos una sociedad violenta, machista e hipócrita. Esta mal todo, y por eso se hace a escondidas, es mejor decir si mintiendo, que abiertamente expresar una negativa. Le hacemos de tapete a los extranjeros y somos profundamente racistas con nosotros mismos como pueblo. ¿200 anos de qué? ¿Ahora estamos mejor que quien? Yo no quiero celebrar hasta que vea a mi pueblo y a mi tierra reivindicada y pujante, cuando mis hermanos se sacudan el abuso milenario de sus espaldas y estén listos a luchar, cuando la gente entienda el trabajo como una bendición y no como un castigo, cuando dejemos de conmiserarnos y seguir creyendo que nuestra falsa humildad nos salvara de todo lo malo, solo trabajando duro y en equipo este país podrá celebrar algo, cuando todos sus hijos coman, cuando todos sus ciudadanos trabajen, cuando el poder sea de la gente y sean las empresas las que se ajusten a nuestras necesidades y no nosotros a sus demandas de recursos. Y eso solo va a suceder cuando la gente despierte, le pierda el miedo a vivir mejor, no sienta vergüenza de pedir ayuda, y que le valga madres lo que Televisa y Marco Antonio Regil piensen de ellos.
No desdeñemos lo poco bueno que tenemos y levantemos un mejor México, trabajando duro, ayudando a crecer y no ha mantener  a los demás, esforzarse todos los días, hasta que nuestro destino sea el que queremos vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s