Un lugar para reir

Entre tantos ruidos y sonidos estridentes,
de entre los gritos, los reclamos y el miedo,

la soledad, la incompresiòn y el tiempo,

te ofrezco un lugar conocido, donde puedas reir.

Te regalo una mano en un pie,

te regalo una tostada en forma de pez,
te recuerdo a un hombre elegante cayendo,
un sandwich en New York.
Una canción cenando pancakes,
muchas lágrimas en una terminal aérea,
un millón de poemas,
miles de horas atrapados en el tráfico.
Mis brazos a tu alrededor mientras duermes,
tardes abrazados viendo Friends,
tú profundamente dormida en mis brazos en la madrugada,

un arcoirìs sobre tì, cada que pienso tu nombre.

Cada que quieras aquí puedes volver,
un vestido rojo, negro, o blanco y negro,
cabello negro y rizado, o dorado y ondulado,
siempre esperandote,
para que puedas sonreir.

Un comentario en “Un lugar para reir

  1. De verdad me encanta como escribes, y me encanta TODO lo que escribes. Pero este siempre sera mi favorito. Me encanta! Me mueve demasiadas cosas y me hace reir y llorar a la vez.
    Gracias por darme la oportunidad de leer este poema… por regalarme esta revolucion de sentimientos encontrados…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s