Violines

Las noches se sientes calientes aún por las noches,
es la fiebre que provoca el miedo.

La cama se vuelve enorme,
un remolino incontenible de furía,
es el tiempo que se detiene.

El agua parece fluir tan rápido,
se lleva todo… los aromas se resbalan de las cosas,
son los violines graves y lentos en mi cabeza.

Colores luminosos terroríficos,
las voces de todos me llaman al mismo tiempo,
es la confusión y la nostalgia de la soledad.

Son unas manos, unas miradas,
que pretenden ser familiares pero me asustan,
es la fuerza del tiempo que comienza a avanzar.

La luna creciente parece sonreirme con sarcasmo,
y yo les responde con aún más,
es mi mente haciéndose cargo de todo otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s