La estrella que regresa

Lentamente en la mañana,
por las calles su luz desliza,
con dulces aromas suaves como lana,
entre los campos de trigo tu brillo como brisa.

Es la misma luz que un día estuvo,
que nunca se fue,
que siempre mi amor tuvo,
y al que a su brazos regrese.

Es una estrella como ninguna,
clara, bella y que opaca a la luna,
no entiende la tibieza,
a mi amor su alma regresa.

Suaves formas dibuja con su luz,
en mi vida su rayos hacen magia blanca,
en mi mente y memoria siempre y sólo estarás tú,
en el parque tomados de la mano en una banca.

Son tus besos como estrellas,
son tus manos como nuestras,
son mis ojos tu morada,
y mi amor nuestra luz.

Hagamos del tiempo nuestra casa,
y del universo nuestro tiempo,
cierra los ojos tomada de mi mano,
y sé la estrella que regresa,
cada noche a mis brazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s