Un sueño

Deslizantes sombras de menta caminan asechando,
entre sonidos de acordes incompletos y notas muertas,
una mesa cubierta de deseos llenos de polvo,
un jarrón olvidado en la mesa del jardín,
y a la distancia una voz.

Enredados los cabellos amanecen entrelazados,
dos cuerpos que se miran de espaldas,
las sabanas no ocultan los sentimientos desnudos,
la libreta de apuntes desdoblada en la mesa del tocador,
y en el silencio un anhelo.

Atiborrados de seres humanos los caminos enmaquinados,
los gélidos vientos infernales invernales pintan los cielos de gris,
de nuevo el monitor se viste de letras y signos irrelevantes.
y en mi mente un sueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s