Esperando

Unos dientes afilados descansan en la boca del tiempo,

de entre líneas y sombras surgen las formas de todo,
y así como todo está de pronto se exintigue y nos deja angustia,
el sabor del pasado en los labios me sabe bien,
pero deja una sensación de insatisfacción.


De a poco vuelve la calma en las aguas frias del mar,
todavía caen relámpagos de vez en vez,
aún los ecos malevolos del diablo repican en las cuevas de la tierra,
entre las palabras, los acordes y los beats electrónicos se va limpiando el aire,
los pies se deslizan por la arena con suavidad y benevolencia.


Mis alas desdoblan y se aligera el viento,
el miedo se revuelve en la luz pero se siente bien,
el mundo no se detiene cuando uno inclina la cabeza para llorar,
llorar por alguien que se ha ido es como prender un cigarrillo que yo decidí apagar.


Con tantas emociones vueltas dias, tiempo, imágenes y momentos,
con ganas de gritar y hablar normal al mismo tiempo,
como si quiera concebir el mundo como es, o siempre has sido,
si de repente el curso natural acabara de purificar mi ser.


De entre la total incongruencia que surge del ser pensando en el tiempo,
y de la la timidez en la intimidad que intimida al menos timido,
sólo me resta aguardar en un posrche en West Virginia con mi escopeta de montañez,
seguir viviendo en tensa calma bebiendo whisky.


Esperando para cuando vuelva a ver al Diablo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s