Vas a odiarme.
y eso será mejor.

He aprendido que en la bondad la gente no puede verme,
no hablo de toda la gente,
sólo de esa gente.

Con la que ya no habrá bondad,
ni palabras,
hare de mi tiempo algo mejor.

Habrá menos palabras,
y más sonrisas.

Callare profundamente,
y hablaré cuando valga la pena hacerlo.

Es momento de sembrar,
paciencia,
esperanza,
esfuerzo.

Si no puedo concentrarme,
intentare con más fuerza,
y si aún no puedo,
lo intentaré una vez más.

No tengo a donde ir,
sólo hacia adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s