Besos

Un segundo,
pero sabe mucho tiempo,
a veces saber a eternidad,
a veces,
no sabe a nada.

maldito instinto insaciable de los humanos,
bendito reencuentro con lo puro,
atrapado inapartablemente,
del choque de dos consciencias.
unidas por el deseo,
la fuerza,
o la curiosidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s