El esfuerzo

Me cuesta tanto escribir lo que pienso en realidad, siento que me censuro demasiado. No sé, sí simplemente exagero, hoy estoy procastinando demasiado.

Pero existe una fina relación entre lo que soñamos y lo que nos motiva, y nos mantiene en un curso de constante construcción, nos hace hacer las cosas, cosas productivas y que saben bien, que nos enorgullece hacer y nos dan ganas de hacer más cosas.

Pero eso hay quienes no pueden dormir, porque su vida se rehúsa a irse a dormir cuando aún hay tanto por sentir, por aprender, por ver, por conocer y soñar.

Cuantos miles de errores nos esperan. Ya casi puedo reírme de ellos, una vida tan normal y tan increíble que en su simplicidad misma se hace famosa.

Hay que luchar contra nosotros mismos, hay que madurar y madurar duele y nos cambia, y si se extrañan ciertas cosas, pero también se notan consecuencias positivas, con satisfacen la necesidad de desarrollo, que nos comprueba a nosotros mismos que podemos hacer mucho y que por eso debemos hacer más.

Es un camino larguísimo, sino bien interminable, pero definitivamente se alcanza mayor satisfacción cuando se vive tratando, jugando, probando, conociendo, pensando, sintiendo, …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s