Marcial Maciel abusó también de sus hijos

 
Marcial MacielEn el programa de Carmen Aristegui, dos jóvenes revelaron cómo el fundador de Los Legionarios de Cristo inventó una identidad para engañar a su madre.
Los hijos de Maciel aseguran que siempre tuvieron una buena imagen de él. (Foto: Archivo)

Detective privado, a veces agente de la CIA, de nombre “Raúl Rivas”, con deseos de formar una familia después de enviudar, así se presentaba el sacerdote Marcial Maciel sin hábito. Así abusó sexualmente de sus hijos.

La identidad “secreta” del fundador de los Legionarios de Cristo le ayudó a acercarse a Blanca Estela Lara Gutiérrez, con quien procreó dos hijos y adoptó de un matrimonio anterior de ella. Maciel registró a los niños como “González Lara”.

En entrevista con la periodista Carmen Aristegui, la familia Gutiérrez habló por primera vez sobre la vida con “Raúl Rivas” y de los abusos sexuales que cometió con sus hijos.

Blanca Estela conoció a Maciel a finales de la década de 1970, en Tijuana, Baja California. “Lo idolatraba, alguna vez le dije ‘eres mi dios’”. Nunca se casaron, él viajaba continuamente para pasar un tiempo con su familia en Cuernavaca, Morelos (centro del país) y en ocasiones los llevaba con ellos.

“Para obtener el pasaporte, él me hacía pasar por lo difícil, porque un día era Rivas, otro González, pero siempre le creí, nunca dudé de él porque era una buena persona”.

Sus hijos Omar, José Raúl y Cristian también pensaban lo mismo. “Siempre lo vimos como el patriarca de la familia, nos decía que no fumáramos, que tuviéramos novia hasta los 25 años… nunca tuvimos una mala imagen de él”.

Ni las dudas saltaban cuando los extraños se dirigían a él.

“Cuando desayunábamos fuera —cuenta Omar— algunos le decían ‘buenos días, padre’, y teníamos la orden de retirarnos. Nunca nos preguntábamos por qué le decían ‘padre’, suponíamos que era porque tenía muchos hijos”.

Este miércoles, Omar y Raúl contaron que en esos casos, también se encuentran sus historias.

“En 1997, yo estaba haciendo deportes cuando en los puestos de periódicos vi la revista Contenido, vi su foto (de Marcial Maciel) y su nombre. No lo podía creer. Él estaba en Nueva York (EU) y le marqué: ‘¿Por qué dicen que eres esta persona?’. ‘No les creas’, me dijo”.

Desde allí, le ordenó a su hijo Omar que esperara a un hombre, llamado Antonio, que lo llevaría a Cuernavaca, y comprara todos los ejemplares de la publicación. Y así lo hizo.

En el hogar de los “González Lara” no se tocó mucho el tema hasta dos años después cuando Raúl comenzó a sentirse “raro, dudé de mi sexualidad”.

“Primero le conté a mi mamá, le dije que mi padre había abusado de mí y de mi hermano Omar”.

El primer abuso, contó, fue en Colombia cuando tenía 7 años.

“Estaba acostado con él, como cualquier hijo, sin malicia, me bajé mi calzoncillo y me quiso violar. Se da cuenta, no me fuerza. Fue tan impresionante ese momento que hasta el día de hoy recuerdo qué desayuné ese día”.

En el caso de Raúl, le ocurrió en Madrid. “Nos encontrábamos en Madrid, en el mismo cuarto. Él se hacía el dormido, pero nos pedía que lo masturbáramos. Tomaba fotos y se las quedaba. Nos decía que su tío le hacía lo mismo, que ensayáramos con él”.
Más información en CNNMmexico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s