Los tiempos que vienen

Si pudiera fluir intempestisivo como la corriente marina,
mi sangre se tornará del color de las aguas profundas,
y mis ojos fueran líneas de electricidad al rededor de las rocas.

¿Como no observar lo que a mis ojos lastiman?
Imposible no sentir la brisa en el rostro de una tormenta que llega,
camino al precipicio de los sueños que se olvidan con el tienpo.

Los ojos se maquillan y se agrandan mientras pierden visibilidad y sentido,
Los cuerpos se hacen más delgados y los habitos se vuelven obesos,
Los amores se vuelven más sonrientes y al mismo tiempo lloran en el vacío del engaño.

Hombres que se vuelven objetos,
Objetos que cobran personalidad y valor humano,
Vidas que valen menos que monedas de oro.

Granos que alimentan a las maquinas y humo que mata a las personas,
Mueren de hambre miles y de tristeza millones,
En medio de la opulencia se vive en depresiòn.

Todos los infelices se embriagan para calmar su dolor,
Los solitarios para mitigar la soledad,
Los nihilistas para morirse,
y los demás por convivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s